Es por el caso del juego Discovery en el que quedaron atrapadas y colgando 36 personas por más de 5 horas.

El juez provisorio del Primer Juzgado Correccional, Dr. Juan Pablo Ortega, resolvió la situación judicial contra el propietario del parque de diversiones Hollywood Park, Alfredo Antonio Rodríguez Siuffi. El Juez ordenó el procesamiento sin prisión preventiva para Rodríguez por considerarlo autor responsable del delito de Lesiones Culposas, de acuerdo con el artículo 94 del Código Penal que establece: “Se impondrá prisión de un mes a tres años o multa de mil a quince mil pesos e inhabilitación especial por uno a cuatro años, el que por imprudencia o negligencia, por impericia en su arte o profesión, o por inobservancia de los reglamentos o deberes a su cargo, causare a otro un daño en el cuerpo o en la salud”. Además, Ortega determinó trabarle un embargo de sus bienes por el monto de $ 100 mil.

Tras el incidente, personal de bomberos realizó una inspección ocular. Asimismo, profesionales del Instituto de Mecánica Aplicada y del departamento de Ingeniería Electromecánica de la Universidad Nacional de San Juan también hicieron pericias en el aparato eléctrico. Entre los puntos que detalla el informe, se destaca: “Se infiere que la avería que produce el incidente es de origen mecánico y se asocia a una falla en los motoreductores que mueven el brazo horizontal del aparato”. Y además, el juez Ortega agrega: “No existe documentado ningún control del estado de mantenimiento de los aparatos del parque, sólo se ha certificado a través del INTI el estado estructural de los mismos a través de ensayos no destructivos, pero no está documentado ningún control del estado de órganos mecánicos vitales de estos aparatoso”. Igualmente, en la resolución el Juez resalta parte del informe: “se presume que sus partes ha colapsado por falta de control y mantenimiento, además por el funcionamiento inadecuado de sus partes”. En ese sentido, el Juez se cuestionó: “¿se podría haber prevenido y en consecuencia evitado la mencionada falla mecánica y el colapso de sus partes?, la respuesta es clara y contundente: sí, siempre y cuando el aparato hubiese tenido un mantenimiento preventivo y predictivo perfectamente programado”, sentenció.

En la misma sintonía, el juez Ortega argumentó: “Cuando el dueño del Hollywood Park, Rodríguez Siuffi, decidió ejercer su emprendimiento con el parque de diversiones, incorporando juegos que son peligrosos y que poseen mecanismos mecánicos de fricción, y que como todo mecanismos requiere mantenimiento y control y aún más cuando decidió controlar las partes estructurales no mecánicas por medio del INTI, se posicionó, conforme reza la doctrina ilustrada, en forma voluntaria y clara en la «Posición de Garante» de la seguridad de todos los usuarios de dichos aparatos, es por ello que entiendo que jurídicamente corre en cabeza del empresario Rodríguez Siuffi su responsabidliad penal de las lesiones ocasionadas a las víctimas, ya que éste debía mantener y controlar que todos los mecanismos de los aparatos del Hollywood Park, funcionaran en forma segura y eficiente, no fue el caso del Discovery, su grosera omisión propia de un empresario codicioso que a la vista está no invirtió en seguridad y en capacitación de su personal, fue la causa directa, determinante y eficiente del resultado disvalioso, el que entiendo por milagro no fue una tragedia de peores dimensiones”.

Y de la misma manera, Ortega subrayó que “el hecho de que el autor de la omisión no haya hecho algo que tenía o debía hacer debe ser un componente necesario de una condición suficiente y cierta de la producción del resultado».

El hecho ocurrió el 5 de mayo en el Jockey Club San Juan, Rivadavia. En el lugar funcionaba un parque de diversiones bajo el nombre de “Hollywood Park”. Por un presunto desperfecto técnico, el juego Discovery dejó de funcionar abruptamente dejando a 36 personas colgando del juego durante 5 horas y a 15 metros de altura. Quienes se encontraban en el juego habrían sufrido lesiones y fueron rescatados por personal de bomberos y de la policía de la Provincia.

En las declaraciones, todos los denunciantes coincidieron en que al estar en funcionamiento el juego sintieron un ruido muy fuerte del aparato momentos anteriores a que este se detuviera por completo.

A continuación, la resolución completa:

Dirección de Comunicación Institucional (DIRCOM)
(Comunicado de Prensa: 812 2309201)