El juez Eduardo Agudo, del Primer Juzgado Correccional, resolvió la situación procesal de Miguel Ángel López. Antes había violado la prisión domiciliaria.

El juez Eduardo Agudo, del Primer Juzgado Correccional, dictó un auto de procesamiento con prisión preventiva contra Miguel Ángel López al encontrarlo presunto autor material del delito de “Amenazas, Amenazas agravadas por uso de arma de fuego y Tenencia de armas de uso civil, todo ello en concurso real (Arts. 149 bis, 189 bis y 55 del Código Penal)”.

El hecho ocurrió el 19 de septiembre. La víctima, esposa de López, se encontraba en su lugar de trabajo cuando López llegó hasta allí para iniciarle una escena de celos, con agresiones verbales y amenazándola que le quedaban pocas horas de vida. Al día siguiente, la escena de amenaza se repitió en su casa cuando López amenazó a la mujer con un arma en la habitación y la soltó al ver entrar a las hijas de la pareja.

López había sido detenido antes del procesamiento porque tenía arresto domiciliario y lo violó. En ese momento, López siguió merodeando por los alrededores de donde se encontraba la señora. Y en ese sentido, el Juez consideró en la resolución la inminente “existencia de un claro peligro para la denunciante” y tuvo en cuenta “el grueso bloque de legalidad imperante para el caso en concreto – léase violencia contra la mujer”.

Sobre la prisión preventiva, el Juez argumentó que fue “por haber violado las obligaciones antes impuestas, y las 100 Reglas de Brasilia, Convención de Belén do Pará, Ley Nacional 27372, Ley 26485 y Ley 989-E, que consideran a la víctima en autos un sujeto vulnerable por su condición del género femenino y ordenan al Poder Judicial a tomar medidas prontas y concretas en aras de proteger la integridad psicofísica de la mujer, procurando siempre evitar la victimización secundaria obligando además a mitigar los efectos adversos que el injusto penal ocasiona en la víctima, aspecto criminológico que ha acontecido en la persona de la víctima, habiendo vivenciado ésta nuevamente el tener que presentarse ante esta sede judicial, para declarar que seguía siendo “acechada” por López tanto en su lugar de trabajo como su domicilio, debiendo acudir a la Justicia, cuando sus derechos debieron quedar protegidos con el arresto domiciliario impuesto, por ello considero que hay motivos holgados en mantener a López privado de su libertad hasta que finalice el proceso penal que tiene en su contra”.

Además, el juez Agudo ordenó trabar embargo sobre los bienes de López por 50.000 pesos.

A continuación, el fallo completo:

Dirección de Comunicación Institucional