Es el primer caso en el Poder Judicial de San Juan. El juez del Quinto Juzgado de Instrucción, Benedicto Correa, resolvió procesar sin prisión preventiva a un peluquero por el delito de “Child Grooming” o Ciberacoso (sexual) a menores.

 

El juez Benedicto Correa, del Quinto Juzgado de Instrucción, procesó a Juan Martín Molina por el delito de “Child Grooming” o Ciberacoso (sexual) en perjuicio de un menor.

Es el primer procesamiento por caso de grooming que dicta el Poder Judicial de San Juan. El viernes pasado se conoció el segundo procesamiento por grooming en la provincia, dictado por el juez Alberto Benito Ortiz, del Primer Juzgado de Instrucción, contra el preceptor Jorge Cruceño.

El hecho que investigó el juez Correa ocurrió mediante el uso de la red social Facebook, cuando Molina estableció contacto con un menor de 12 años a través Messenger intercambiando conversaciones con contenido sexual. Por eso el juez Correa consideró la conducta como “lesiva de la indemnidad sexual del menor”, estableciendo que menoscabó la integridad sexual.

En marzo, el menor le pidió prestado el celular a su hermana, mayor de edad. Sobre las 4.30 de la mañana empezó a sonar la aplicación de Messenger de la red social Facebook, y ante la insistencia, la hermana decidió ver los mensajes mantenidos entre Molina y su hermano, advirtiendo que tenían contenido sexual.

Por el acto, el juez Correa encuadró la conducta en el artículo 131 del Código Penal Argentino – Ley 26.904: “Child Grooming” o Ciberacoso (sexual) a menores.

Asimismo, el juez del Quinto Juzgado de Instrucción ordenó trabar embargo por la suma de 30 mil pesos sobre los bienes propios del imputado Juan Martín Molina.

A continuación, la resolución:

Dirección de Comunicación Institucional